La versión más reciente del sistema operativo de Microsoft, Windows 10, ha sido diseñada para proveer al usuario de un conjunto de funcionalidades y utilidades capaces de mejorar su productividad y aportar un granito de arena para sacar el máximo provecho del tiempo invertido en el ordenador.

En el día de hoy nos encargaremos de presentarte una serie de interesantes trucos para aumentar tu productividad en Windows 10. De esta manera podrás conocer cada vez más acerca de los secretos, atajos, y funciones ofrecidas por esta versión del sistema operativo y lograr un elevado nivel de eficiencia a la hora de trabajar en tus proyectos. ¡Comencemos!

Activa el Modo Dios para controlar Windows 10 a fondo

Una de las características únicas ofrecidas por Windows 10 es aquella que nos brinda acceso a una carpeta contenedora de decenas de cientos de accesos a configuraciones y opciones de personalización. Para tener acceso a estar carpeta ‘Modo Dios’ o GodMode, sigue estos pasos:

  • Haz clic derecho en tu escritorio, para acceder al menú desplegable y crear una nueva carpeta.
  • Una vez creada esta carpeta, haz clic derecho sobre su ícono y luego en Cambiar Nombre.
  • Nombra la carpeta como “GodMode.{ED7BA470-8E54-465E-825C-99712043E01C}” (sin las comillas) y presiona la tecla Enter. Una vez hecho esto observarás cómo el ícono de la carpeta se modifica para dar lugar a un ícono similar al de tu Panel de Control.
  • Simplemente accede a la carpeta para visualizar una inmensa cantidad de opciones de configuración que te permitirán personalizar las diferentes facetas de tu sistema operativo y mejorar tu productividad.

Haz uso de los escritorios virtuales de Windows 10

Una de las grandes incorporaciones de Microsoft en esta última versión de Windows es la posibilidad de crear escritorios virtuales para organizar de mejor forma nuestros trabajos.

Si eres una persona acostumbrada a trabajar en diferentes proyectos en simultáneo, los escritorios virtuales pueden serte de gran utilidad para mantener el orden, evitar la superposición de carpetas y brindarte un entorno mucho más claro para trabajar de forma eficiente. Para crear escritorios virtuales debes seguir estos pasos:

  • Presiona las teclas Windows+Tab para acceder al apartado de tareas de Windows 10.
  • Dentro de este apartado, dirígete a la sección superior izquierda de la pantalla y presiona en el cuadro de Nuevo Escritorio.
  • ¡Listo! Ahora puedes trabajar en múltiples proyectos de manera mucho más clara.

Trabaja a pantalla dividida

Muchas veces contar con una sola pantalla no es lo más eficiente para trabajar en nuestros proyectos de forma cómoda. Es por esto que, especialmente para aquellos que no cuentan con dos monitores, Windows 10 nos ofrece un sencillo atajo del teclado para organizar ventanas y dividir de manera simétrica nuestra pantalla.

 Simplemente presiona las teclas Windows + Flecha derecha/Flecha izquierda para redimensionar el tamaño de las ventanas en las que te encuentres trabajando y adaptarlas al 50% de tu pantalla.

Saca provecho de los atajos del teclado

Los atajos del teclado siempre han sido una poderosa herramienta para aumentar nuestra eficiencia en Windows y ahorrarnos unos segundos a la hora de ejecutar tareas o acceder a un menú. Windows 10 no es la excepción, ya que el sistema operativo también nos brinda atajos únicos de los cuales podremos sacar un gran provecho. Entre estos se encuentran:

  • Ejecutar cortana: Windows + S
  • Abrir Vista de Tareas: Windows + Tab
  • Crear un nuevo Escritorio Virtual: Windows + CTRL + D
  • Movernos de un escritorio al otro: Windows + CTRL + flecha derecha/flecha izquierda.
  • Cerrar Escritorio Virtual: Windows + CTRL + F4

Programa actualizaciones para evitar ralentizaciones

Muchas veces suele suceder que nos encontramos trabajando en un importante proyecto y de repente Windows inicia su proceso de descarga e instalación de actualizaciones sin consultarnos. Las consecuencias negativas de esto se ven reflejadas en un mayor consumo de los recursos del ordenador y ancho de banda de nuestra conexión.

Para evitar este tipo de contratiempos, se recomienda simplemente programar las actualizaciones para tener lugar en aquellas franjas horarias en las que no nos encontramos trabajando en el ordenador. Para ello, abre Cortana a través del atajo Windows + S, tipea la palabra Configuración, y finalmente accede al ícono de acceso directo indicado por un engranaje. Dentro del apartado de configuraciones, accede a Actualización y Seguridad > Windows Update.

Dentro del apartado de Windows Update podrás configurar el horario exacto en el cual deseas que tu sistema operativo busque nuevas actualizaciones para descargar e instalar.

Hemos presentado una serie de trucos para aumentar tu productividad en Windows 10. ¡Adopta estas sencillas prácticas y podrás trabajar de manera mucho más eficiente y cómoda en cada uno de tus proyectos!